San Josemaría Escrivá
"Siente cada día la obligación de ser santo. –¡Santo!, que no es hacer cosas raras: es luchar en la vida interior y en el cumplimiento heroico, acabado, del deber".
SAN JOSEMARÍA, Fundador del Opus Dei

Conociendo a San Josemaría

San Josemaría en Madrid. Los comienzos del Opus Dei

Con el título "San Josemaría en Madrid. Los comienzos del Opus Dei", la Oficina de información ha diseñado un mapa donde se pueden localizar algunos lugares relacionados con la historia del Opus Dei y su fundador.

Infografía: San Josemaría, mensaje y vida

El fundador del Opus Dei es conocido como "el santo de la vida ordinaria". Fallecido en 1975, se le pudo filmar en encuentros que mantuvo con personas de todo tipo; y ahora se puede conocer mejor su vida a través de un infográfico y varios mapas interactivos.

Cuestiones históricas

Cuestiones históricas sobre la vida de San Josemaría y de su familia, el origen del Opus Dei, el comienzo del Opus Dei, la guerra civil de España, Franco y otras muchas preguntas.

vídeos de san Josemaría

Audios de San Josemaría

Cristo Rey

Cristo Rey

En el último domingo del año litúrgico se celebra la...

Mensaje del día

"Calma, deja que corra el tiempo"

Estás intranquilo. -Mira: pase lo que pase en tu vida interior o en el mundo que te rodea nunca olvides que la importancia de los sucesos o de las personas es muy relativa. -Calma: deja que corra el tiempo; y, después, viendo de lejos y sin pasión los acontecimientos y las gentes adquirirás la perspectiva, pondrás cada cosa en su lugar y con su verdadero tamaño. Si obras de este modo serás más justo y te ahorrarás muchas preocupaciones. (Camino, 702)

No os asustéis, ni temáis ningún daño, aunque las circunstancias en que trabajéis sean tremendas, peores que las de Daniel en la fosa con aquellos animales voraces. Las manos de Dios son igualmente poderosas y, si fuera necesario, harían maravillas. ¡Fieles! Con una fidelidad amorosa, consciente, alegre, a la doctrina de Cristo, persuadidos de que los años de ahora no son peores que los de otros siglos, y de que el Señor es el de siempre.

Conocí a un anciano sacerdote, que afirmaba...